EMG en portada de Pressgraph con motivo de los 10 años

«EMG, 10 años de atención profesional personalizada al proveedor de servicios gráficos»

“Dedicarnos exclusivamente a la posimpresión nos ha convertido en verdaderos especialistas”

Este año 2020 no ha sido un año de muchas celebraciones, aún así, en Equipos y Maquinaria Gráfica hemos sumado 10 años de experiencia. Encontrando soluciones innovadoras y creativas para mejorar los procesos productivos de nuestros clientes.

Estamos convencidos que el acabado es la clave para diferenciar los productos impresos. Es por esto que en EMG llevamos 10 años trabajando con marcas que comparten esta idea.

Muy contentos de haber podido contar nuestra trayectoria a la Revista Pressgraph y sus lectores. En la entrevista que hicieron a Jaume Rocabert y Oriol Figuerola, socios de EMG, para cerrar el año.

La compartimos:

«El equipo de EMG no desfallece en la investigación, prospección y búsqueda continua de las mejores soluciones para un sector gráfico, como el nacional, que conocen a la perfección, de manera que aportan lo más avanzado, práctico e inteligente en las cuatro áreas en las que operan: soluciones para la encuadernación, acabados para industrial, acabados para digital, acabados para packaging y plegado farmacéutico.

Oriol Figuerola y Jaume Rocabert pusieron en marcha en 2010, como socios, la firma Equipos y Maquinaria Gráfica (EMG), con el objetivo de aportar las mejores soluciones de acabado para las artes gráficas, tanto para la impresión offset como la impresión digital. A lo largo de los años, y sobre todo siempre en el presente, se esfuerzan en una constante búsqueda de nuevas ideas e innovaciones para sus clientes.

EMG nació con la idea de aportar una mejor relación con los clientes para hallar nuevas soluciones a formas de trabajo tanto innovadoras como tradicionales, dar servicio técnico y asesoría. De esta manera, el equipo de EMG ha logrado convertirse en un asesor tecnológico de cada uno de sus clientes y, así, consolidar el crecimiento de su negocio. E inspirar nuevas formas de trabajo para alcanzar nuevas metas.

La concepción de servicio global a las necesidades de los proveedores de impresión cierra el círculo de acompañamiento y posventa: desde la instalación, a la puesta a punto, reparación y traslado de los equipos con la mayor rapidez. Asimismo, se han preocupado por mantener disponibles todos los recambios necesarios para sus equipos de acabados.

Conscientes de que no hay dos trabajos impresos iguales y, por lo tanto, de que no hay dos necesidades iguales ni dos soluciones iguales, EMG se esfuerza continuamente por poner a disposición del profesional las mejores soluciones en sistemas de encuadernación, líneas y sistemas de corte automáticas, soluciones para el plegado-engomado, comercial y de prospectos, todo tipo de laminadoras, aplicación de foil, cosido en hilo, barniz UV (total o spot UV), alzado y confección de revistas, sistemas con corte, hendido y perforado, soluciones para el forrado y confección de cajas, la confección de libros. Además de volteadores, enfajadoras y troqueladoras, entre otros.

Hemos conversado con los impulsores de EMG para conocer más de cerca y profundamente la naturaleza de su proyecto empresarial enfocado al servicio comprometido en el sector gráfico de nuestro país.

¿Cuáles fueron los inicios de EMG? ¿Quién impulsó su fundación y qué objetivos tenía?

Jaume Rocabert: EMG inició su andadura a principios del año 2010, por tanto, ahora ya hace más de 10 años que estamos metidos en este proyecto.

Todo comenzó con un análisis de en dónde creíamos que podíamos aportar valor y soluciones a la industria gráfica.

En mi caso, yo procedía de la venta de maquinaria de impresión offset,y siempre veía que los talleres invertían poco en los acabados, en la finalización de los productos que vendían. Se dedicaban, en gran parte, a externalizar los trabajos, sin ser conscientes del alto valor que puede aportar un buen acabado y que, con una reducción progresiva de las tiradas medias, deberían ir pensando en tener soluciones dentro de sus compañías. Mi socio, Oriol, ya había estado trabajando en una empresa familiar con la que vendían ya equipos de encuadernación y acabados.

Oriol Figuerola: Tras varios contactos decidimos conjuntamente iniciar un nuevo proyecto, adecuado, en estructura y objetivos a los cambios que se producían rápidamente en este sector.

De ahí surgió EMG.

Los inicios fueron duros (estábamos en plena crisis, la anterior, por lo que ya estamos preparados para adaptarnos a cada realidad que vaya apareciendo).

¿Qué evolución ha experimentado EMG a lo largo del tiempo?

JR: Los inicios estuvieron muy enfocados a equipos más industriales, para la encuadernación, corte, manipulado. Pronto, estando en contacto con los fabricantes más punteros fuimos enfocándonos hacia varios frentes, siempre buscando las mejores soluciones y equipos innovadores.

Comenzamos con marcas como Wohlenberg para la encuadernación en rústica, los sistemas de corte Perfecta (ahora Baumannperfecta), las plegadoras GUK; la gama de Busch, las plegadoras engomadoras de Moll&Brothers, Zechini Grafor, y algún otro equipo de posimpresión.

Fuimos pioneros en el mercado español en la venta de equipos de encuadernación con cola PUR con tanque cerrado, para pequeñas y medianas producciones.

En esos momentos ya ofrecíamos una gran cantidad de soluciones para los impresores a hoja, tanto en offset como en impresión digital, con cualquiera de las tecnologías de impresión existentes, con tal de que puedan aportar valor añadido a sus productos, hasta llegar a la actualidad.

En el año 2013 iniciamos la venta de los equipos de la firma japonesa Duplo, junto con algún otro distribuidor y, desde el año 2015, de forma exclusiva para todo el mercado español y Andorra, como con la mayoría de marcas que representamos.

Ello fue posible porque EMG aportó una presencia en todo el mercado nacional, un equipo técnico de alto nivel y unas acciones comerciales y de marketing que en el año 2015 se mostraban innovadoras en este mercado, con resultados muy positivos.

A finales de ese mismo año habíamos vendido más soluciones que los 4 distribuidores que había hasta el momento, juntos.

También en el año 2013 iniciamos la venta de las laminadoras de Bagel Systems, fabricadas aquí en España. Así también ponemos nuestro grano de arena en impulsar la industria nacional de bienes de equipo.

OF: Por otra parte, desde nuestros inicios hemos estado siempre presentes en la principal feria estatal, Graphispag, así como en las ferias de Madrid (C!Print).

Además de las marcas ya nombradas también representamos otras marcas como las cosedoras Smyth (desde 2018), Tecnomac (desde 2017), Markhunting (barnizadoras UV y AQ), las troqueladoras con troquel magnético BNG, los sistemas de conteo de hojas de B.Matic.

Recientemente, con la nueva política comercial del grupo Baumann, se han unido las marcas Baumann y Perfecta creando BaumannPerfecta, por lo tanto ahora vendemos el portfolio de Perfecta, bajo esta nueva enseña.

Para nosotros no ha significado ningún cambio ya que las guillotinas siguen fabricándose en la sede de Perfecta en Bautzen (Sajonia) y los periféricos en Solms (Hessen). Por lo tanto, tenemos un excelente conocimiento que nos da el bagaje de los 10 años trabajando con ellos. Nuestros técnicos han hecho formación en fábrica y desde hace años, ya estamos dando servicio directamente a muchos equipos instalados en España.

¿Ha habido en algún momento un cambio estratégico de la trayectoria de la compañía?

JR: El cambió estratégico no se ha producido de golpe, sino que ha sido a medida que nos hemos enfocado cada vez más hacia la automatización de los procesos. Las soluciones que precisan los clientes deben incorporar cada vez más tecnología, con tal de hacer que las tareas sean más automáticas y los equipos utilizables de forma sencilla, ya que los talleres deben tener personal cada vez más polivalente, que sea capaz de trabajar con varios equipos distintos.

Por otra parte también damos soluciones con la simplificación de tareas con equipos multifunción, desatendidos y, recientemente con la integración del flujo de trabajo hasta la posimpresión.

Resulta que muchos impresores no se dan cuenta que muchas veces, el verdadero cuello de botella de sus trabajos está en la posimpresión y los acabados.

OF: El gran salto a los equipos muy automatizados, para nosotros, comenzó tras la Drupa del año 2016. Desde entonces ya no hemos parado de ofrecer nuestras soluciones con equipos de preparación intuitiva y sencilla, en muchos casos ya interconectados.

¿En qué especialidades de acabado está mejor posicionada EMG? ¿Cuáles son sus puntos fuertes y lo que le diferencia de la competencia?

OF: En todo lo que tiene que ver con la encuadernación en rústica, cosido, las pequeñas producciones, el embellecimiento.

JR: Para los impresores digitales a hoja tenemos soluciones que simplifican los procesos como las cortadoras multifunción de Duplo.

Duplo inventó la primera cortadora multifunción del mercado y está muy por delante de todos sus competidores. Estos equipos son una exitosa solución especialmente ideada para dar salida a los trabajos provenientes de la impresión digital, realizando varias tareas en un solo paso.

OF: Para la confección de folletos y revistas, también Duplo, con la gama más completa del mercado desde las pequeñas con aplicación de grapado, automáticas (DBM-150), varios modelos intermedios y finalmente la de grapado a caballete Isaddle. Duplo introdujo en el mercado las primeras alzadoras inteligentes que actualmente son las más avanzadas que están disponibles para impresores offset que también imprimen en digital. Las encuadernadoras para pequeñas producciones tanto de cola caliente como PUR.

También estamos muy bien posicionados en el embellecimiento con las laminadoras, aplicaciones de foil, barniz UV o con base agua en línea, o barniz con reserva UV (Duplo DuSense).

Ahora nos vamos posicionando también en el packaging, para producciones personalizadas, cortas y medias, con las troqueladoras, las mesas de corte, el laminado y el embellecimiento. Lo mismo ocurre con los sistemas de volteo de Baumannperfecta, para hacer cambios de palet, preparar materiales, o trabajar en líneas logísticas.

JR: Para los encuadernadores industriales proporcionamos líneas completas de cosido (Smyth) y las líneas de encuadernación en rústica (Wohlenberg).

El dedicarnos exclusivamente a la posimpresión y los acabados nos ha permitido convertirnos en verdaderos especialistas.

Nuestros puntos fuertes están en tener un abanico muy amplio de soluciones, estar muy próximos a nuestros clientes y, sobre todo, escucharles para conocer cuáles son sus procesos y qué puntos de mejora les podemos ayudar a implementar.

También el hecho de tener un potente Servicio Técnico hace que, durante la vida de los equipos, sepan que tienen siempre la mejor asistencia.

¿A qué mercados atiende principalmente EMG?

OF: Nuestros mercados siempre han cubierto territorialmente toda España y Andorra, y por actividad, las imprentas, copyshops, talleres de manipulados, encuadernaciones, industrias del packaging, algún taller de corporaciones o de organismos oficiales. Tenemos presencia en las principales áreas del negocio gráfico.

¿Cuáles son los servicios de valor añadido que ofrece EMG?

JR: Lo más importante, y creo que esto es lo que nos diferencia de la competencia, es que escuchamos las necesidades de nuestros clientes les damos la mejor solución para resolver el problema de cada uno de ellos en base a sus exigencias presupuestarias.

Para todos los equipos y soluciones que vendemos nos encargamos nosotros mismos de facilitar la puesta en marcha, la formación adecuada a las personas que van a manejar cada equipo, así como el seguimiento durante su vida útil. Ofrecemos actualizaciones de los “firmware” y nuevas funcionalidades para que siempre se pueda sacar el máximo provecho.

O bien telefónicamente o entrando en lo equipos, cuando es posible, se evalúan las posibles incidencias para, a partir de ahí actuar.

Tradicionalmente la posimpresión no ha sido tan considerada en la industria gráfica como las anteriores (preimpresión e impresión) y se ha invertido poco en ella, cuando realmente es el momento en el que el producto gráfico adquiere su forma y calidad definitivas. ¿Qué aporta EMG para impulsar al sector gráfico a invertir más y centrar una mayor atención en esa fase de posimpresión-acabados?

JR: Los impresores cada vez son más conscientes de que una hoja impresa tiene un valor muy reducido si no se trasforma en un producto final del tipo que sea. El problema es que trabajando durante muchos años con ciertas inercias, en muchos casos heredadas, no se ha tomado conciencia realmente de que sirve de poco hacer grandes inversiones en preimpresión e impresión, sin luego tener todos los equipos de acabados y embellecimiento, acordes al resto del taller. Está apareciendo una nueva generación de impresores que son conscientes de ello y ya están llevando a cabo inversiones importantes, también en los acabados, lo que les ha permitido diferenciarse en calidad y servicio de sus competidores. Ahí es dónde estamos nosotros.

Lo mismo está ocurriendo con los talleres especializados en acabados y encuadernación. Aquellos que han acometido una renovación importante de sus equipos son los que ahora son capaces de dar respuesta a sus clientes con plazos de entrega más cortos, calidad más estandarizada y acabados especiales Premium.

En EMG llevamos ya todos estos años explicando y dando a conocer a toda la industria gráfica la importancia de crear valor añadido en los productos impresos, ya sea por el propio producto, por ser capaz de servirlo más rápido, por una reducción en costes manteniendo la calidad, o un conjunto de todos ellos.

¿Cómo se ha preparado EMG para hacer frente a esta época de pandemia Covid-19? ¿Qué medidas ha tomado?

OF: En marzo, lo primero en lo que pensamos fue en proteger a todo nuestro equipo de trabajo, dándoles recomendaciones para que nadie se expusiera a riesgos de algo que conocíamos tan poco. Trabajo desde casa, asistencia remota.

Para los clientes, ante el cierre inesperado de los negocios rápidamente les dimos algunas indicaciones técnicas para los equipos que iban a estar inoperativos algunas semanas. Creo que esto ahorró dinero de mantenimiento, sólo haciendo actuaciones preventivas, por parte de los mismos clientes, siguiendo nuestras indicaciones.

Todas las actuaciones técnicas desde entonces son con cita previa, con los equipos de protección y trabajando con la distancia de seguridad entre personas.

JR: Desde marzo hemos reducido mucho las visitas presenciales y contactamos con nuestros clientes muchas veces por medios no presenciales. La tecnología, en este caso, una vez más ha jugado a favor de poder mantener el contacto y el ritmo de trabajo. Creo que, cuando la pandemia pase, las relaciones profesionales serán un mix entre lo que hacemos estos días con videoconferencias, con medios telemáticos, y las visitas presenciales. Será bueno para todos. Así aprovecharemos mejor nuestras jornadas de trabajo y podemos conciliar mejor la jornada laboral y el tiempo dedicado a la familia y al ocio.

¿Cuáles son las diferencias de los requerimientos, por parte de los clientes-usuarios, dependiendo del área a la que se atiende?

JR: Los encuadernadores requieren equipos y sistemas que les permitan ser flexibles para poder abarcar todo tipo de pedidos. Esto implica que las puestas a punto sean rápidas, con poco desperdicio de material y, a la vez, las velocidades de producción sean interesantes.

En las empresas digitales es muy importante que los controles de manejo de los distintos equipos sean intuitivos, porque la misma persona que imprime, en muchos casos, hará también los acabados.

Esto significa sencillez, trabajo sin herramientas de preparación y una máxima automatización. Han de ser equipos que puedan ser manejados por personas que no están entrenadas previamente. Aquí los equipos Duplo, controlados desde un PC, han significado una gran revolución y han permitido a los operarios sin experiencia previa hacer todo tipo de trabajos de acabados.

OF: En packaging nos piden mucha flexibilidad para poder hacer trabajos distintos. Trabajamos con la marca Moll, que ofrece plegadoras-engomadoras altamentente adaptables, modulares, que permiten adaptar la línea a distintos trabajos montando sobre la mesa de trabajo las distintas herramientas (pegado lineal, fondo automático, cambio de dirección en el envase, aplicación de cinta de doble cara, insertables). En pequeñas producciones, buscan la máxima automatización igual que en digital. También para preparar los materiales (aireado y vibrado, aceleración del secado e las tintas) o hacer los cambios de palé, con los volteadores de Baumannperfecta, incorporables incluso en las líneas logísticas.

Para pequeñas producciones o maquetas las mesas de corte de Duplo PFiBLADE B3+ y B2 son una solución muy eficaz para todos los talleres.

¿Qué acciones emprende EMG para asegurar y fomentar la sostenibilidad y respeto medioambiental en las soluciones que aporta al sector gráfico?

JR: Los equipos que representamos permiten que haya un menor desperdicio de productos intermedios, ya que los ajustes son totalmente automáticos o el sistema de trabajo hace que todas o casi todas las hojas sean buenas.

Los propios equipos ya disponen de manuales de reciclaje, para cuando finalice su vida útil, para hacer la correspondiente separación de componentes.

Duplo también tiene muy presente la contaminación acústica, por eso cuida que todos sus equipos sean lo más silenciosos posible. Esto se agradece sobre todo en los entornos de producción digital.

En cuanto a los consumibles, ahora que estamos comercializando también film, ya tenemos los films oxibiodegradables, que se autodestruyen con el tiempo y pueden pasar a compostarse. Los envases todos son reciclables, utilizándose cada vez más el cartón.

En un mundo pos-pandemia Covid-19 como el que estamos viviendo las manifestaciones presenciales tienen muchas dificultades y riesgos. Muchos fabricantes están optando por presentaciones virtuales, online, etc. Y se han retirado de presencia directa en eventos feriales. ¿Cómo está actuando EMG? ¿Qué cambios está afrontando ante la recomendación de no asistir a eventos multitudinarios, aunque sean de la relevancia para nuestro sector como Drupa?

OF: Empezando por la última pregunta, para la próxima Drupa, en la que ya hay muchas bajas de expositores, habrá que esperar a ver qué ocurre finalmente. Todavía es pronto, aunque nosotros por ahora tenemos el viaje reservado. Como en todo lo que está aconteciendo estos meses, habrá que tomar decisiones sobre la marcha.

Hemos realizado con algunos grupos de clientes y/o colaboradores webinars focalizados a dar a conocer algunas de las novedades que debían haberse presentado en Drupa.

El primero, a clientes, lo realizamos a principios de julio.

Con varios fabricantes hemos participado en presentaciones específicas, cursos y trainings para el servicio técnico.

Como decía antes, creo que las ferias presenciales volverán, pero también los eventos virtuales permanecerán.

¿Cuáles son las iniciativas en este sentido que habéis desarrollado últimamente? ¿Cuáles están previstas para el futuro inmediato?

JR: Durante la última semana de octubre Duplo ha ofrecido tres jornadas dedicadas, cada una, a una solución concreta: cortadora multifunción DC-618, mesa de corte PFiBLADE 3+ optimización del flujo de trabajo para los equipos Duplo.

Con Wohlenberg y Baumannperfecta, dentro de los Alliance Days del 24 al 27 de noviembre, con visitas virtuales para ver las distintas soluciones y con algunos clientes con demostraciones en directo, virtuales de soluciones muy concretas.

Los clientes han tenido la oportunidad de pasear libremente en la Feria online o asistir a una demostración exclusiva para ellos

OF: A primeros de diciembre, dentro del workshop que organiza Impriclub Iberia, participaremos, como proveedores homologados que somos, con nuestro stand virtual y también con un webinar específico para los socios.

Y, para los primeros meses del año 2021, ya nos esperan nuevos eventos y distintas presentaciones que iremos acometiendo.

Una de las áreas en las que también destaca EMG es en el suministro de recambios y consumibles. Según la demanda que habéis tenido a lo largo de este año, ¿qué indicadores aparecen (según nivel de consumo) que os demuestren que la producción de servicios de impresión se mantiene o ha descendido? ¿Qué suministros han sido los más demandados durante lo que llevamos de pandemia?

OF: En el consumible se ha notado que ha habido un descenso de la actividad, en promedio, aunque como en todos los sectores hay excepciones con clientes que han estado trabajando a un porcentaje muy alto.

En los recambios, sobre todo desde julio, hemos notado que se ha aprovechado para hacer tareas de mantenimiento y puesta a punto de los equipos teniendo en cuenta la baja actividad.

Lo mismo nos ha ocurrido con el servicio técnico. Hemos tenido bastantes solicitudes para hacer tareas de puesta a punto, aprovechando la baja actividad. Una actuación inteligente de los clientes para tener los equipos siempre actualizados y a punto para producir en las mejores condiciones.

¿Qué evolución estáis observando en el tema de sistemas de acabado para producción gráfica digital en nuestro país?

JR: Muchos talleres de producción digital habían comenzado, hace algunos años, a incorporar equipos de acabados en sus instalaciones, pero con unas inversiones muy pequeñas en comparación con las que hacían en los medios de impresión.

Adquirían equipos muy básicos que, en muchos casos, estaban pensados para oficinas o departamentos de reprografías.

De manera que se encontraban con medios de producción muy punteros en la impresión y equipos muy simples, en muchos casos de accionamiento manual y que requerían de mucha mano de obra, en la sección de acabados.

Esto les generaba un embudo en la producción. Además requerían mucho espacio, porque había muchos procesos simples.

Esto ahora ya está cambiando porque los empresarios de la impresión se han dado cuenta de que deben nivelar sus líneas de producción también en los acabados, simplificando procesos y automatizándolos. La inversión debe realizarse en equipos acordes a sus verdaderas necesidades. Las ferias, los eventos y nuestro propio trabajo, creo que han tenido un papel importante en esta nueva visión.

La digitalización está dando el protagonismo a la gestión de datos. ¿Esta cuestión llega (afecta) a la posimpresión? ¿Qué sistemas-soluciones aporta para la gestión de datos e integración en el workflow EMG?

OF: Por supuesto que afecta a la posimpresión. Si contamos los tiempos que dedican las personas en los talleres a preparar, organizar, controlar que la calidad sea la adecuada, además de los desperdicios de materiales cuando hay errores nos damos cuenta de lo necesario que resulta tener el workflow integrado.

Te voy a dar dos ejemplos:

Duplo, en todas sus cortadoras de la gama DC, incorpora un software de creación de trabajos. Cuando estos se finalizan ya están definidos, se pasan por un sistema de carpetas (con un programa de imposición Ultimate Impostrip), para enviarlas a la preimpresión con tal de inserir las imágenes, las marcas de registro, un código QR, para que, una vez impreso el trabajo, cargar las hojas impresas en el equipo DC (cortadora multifunción) y este, una vez leído el código QR correspondiente a ese trabajo, se prepare de forma automática y se ponga a trabajar. Esto es calidad perfecta, cero errores, no hay desperdicio y mínimo uso del personal, que puede realizar otras tareas.

Lo mismo se puede aplicar a las mesas de corte, la gama de los confeccionadores de revistas y la barnizadora UV con reserva DuSense.

Otro ejemplo son los sistemas de corte Baumannperfecta. La tecnología 4.0, permite recibir los datos desde la preimpresión y a partir de ahí generar automáticamente el programa de corte para cada trabajo, comenzando la guillotina a cortar automáticamente. También, cuando incorporan el brazo automatizado BASS, éste va aprendiendo y memorizando las distintas modalidades de corte que va almacenando en su memoria, con lo que va aprendiendo y hace cada vez la secuencia de corte con mayor precisión.

Cada vez veremos más equipos de posimpresión integrados en el workflow.

¿Qué evolución más destacada crees que va a afectar el futuro inmediato de la industria gráfica en nuestro país?

JR: Desde el punto de vista tecnológico, el cambio más destacado va ligado al flujo de trabajo.

Desde el punto de vista de producto, el mercado pide experiencias. Esto significa que los equipos que aporten valor añadido al impreso cada vez serán más imprescindibles. La publicidad y los clientes finales quieren contar historias y nosotros debemos aportar las herramientas para conseguirlo. A través del papel con sus distintas transformaciones y conversiones, conseguiremos transmitir algo más permanente (con un publicación, una tarjeta de visita, una felicitación, un envase, un folleto informativo, un prospecto, y un largo etcétera de productos que se puede realizar)

Esta industria requiere grandes dosis de capital. Debe generar productos de valor añadido y al mismo tiempo debe aportar grandes dosis de servicio y gran velocidad de procesado de los trabajos.

Esto obliga a tener los medios, por una parte, y a la vez ser muy flexibles para responder a las demandas de los clientes finales. Hay que generar productos que generen interés que se quieran tocar, para que los usuarios vean cuál es el gran valor del papel y del producto impreso.

Finalmente, ¿qué desearíais transmitir a los lectores de PressGraph?

OF: Como empresa, en EMG tenemos con nuestros clientes una atención personalizada, buscamos estar al lado del cliente, no sólo vender sino crear una relación, buscar soluciones. Muchas veces tenemos clientes que nos llaman para pedirnos consejo sobre distintos aspectos, como de qué forma pueden realizar un determinado trabajo, dónde conseguir algún material o alguna solución, nuestra opinión sobre algún nuevo proyecto.

Representamos sólo marcas que tengan una política de calidad y servicio acorde con nuestros valores.

Nuestra misión es ser un aliado para el impresor, trasladar sus necesidades a los fabricantes, anticiparnos para dar las mejores soluciones.

La mayor parte de la industria gráfica española la forman empresas familiares y de tamaño pequeño y mediano. Estas empresas deben afrontar importantes inversiones, por lo tanto es importante que puedan tomas decisiones con la máxima información. Esta es nuestra responsabilidad.

Las personas que trabajan en estas empresas, están involucradas al 100% y dedican grandes dosis de su tiempo e imaginación para adaptarse a las distintas circunstancias. Nosotros les ayudamos a tomar decisiones y nuestra obligación es anticiparnos a por dónde irá el mercado para que tomen la mejor decisión de inversión.

JR: En cuanto a los equipos que comercializamos cada vez más vemos que no es tan importante cada equipo en sí que en nuestro caso es siempre de la máxima calidad y tecnología sino, conjuntamente como se puede mejorar la manera de trabajar.

Hacer ver a los clientes las posibilidades que tienen y ayudarles a abrirse hacia nuevas líneas de negocio.»

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Sin embargo, antes de aceptar puedes  Personalizar las cookies para realizar un consentimiento selectivo.    Más información
Privacidad